Don Patatón

"LE LLEVO AL COMEDOR PARA QUE LE ENSEÑEN A COMER"

Hoy en día cada vez son más comunes los casos de niños y niñas que "comen mal", es decir, que rechazan gran cantidad y variedad de alimentos; no tienen hábitos y rutinas adecuadas en la mesa, se niegan a probar comidas nuevas, etc.

El comedor escolar supone, para muchos padres, una solución a este problema, ya que en él, los niños comen un menú variado y equilibrado y además aprenden hábitos y pautas adecuados en la hora de la comida. Pero ¿es suficiente?

Si tomamos como referencia las tres comidas principales del día (desayuno, comida y cena), en el comedor escolar se realiza aproximadamente un 24% de la ingesta semanal del niño, por lo que el otro 76% se lleva a cabo en el ámbito familiar; y eso, sin contar periodos vacacionales y festivos, en los cuales hablaríamos del 100% de las comidas. Teniendo en cuenta estos datos, no es en el comedor escolar, sino en el ámbito familiar, donde se desarrollan la mayor parte de los momentos relacionados con la comida.

Pongamos un ejemplo,

En clase de matemáticas se desarrollan el 80-90% de los contenidos y competencias en esta materia, y en el ámbito familiar se complementan, refuerzan y apoyan dichos conocimientos, es decir, el otro 10-20%; por lo que las familias lógicamente, delegan el aprendizaje de las matemáticas en la escuela, apoyando desde casa los conocimientos adquiridos en ella, reforzándolos o complementándolos si fuese necesario.

Por el contrario, en el caso de la alimentación y hábitos en la mesa, la mayoría de las comidas se realizan en el ámbito familiar,  y estos aprendizajes deberían desarrollarse y adquirirse en casa como principal espacio educativo; siendo reforzados, complementados y apoyados en los comedores escolares, y no a la inversa.

Mantenerse sentado durante el tiempo de comida, probar todo tipo de alimentos, utilizar correctamente los cubiertos, comer sin gritar, no jugar con la comida, etc., son pautas y hábitos que las familias enseñan en su día a día, y en los comedores escolares se trabajan continuamente y se refuerzan. Pero, ¿qué ocurre cuando en la escuela enseñamos a un niño a comer solo, o a partir la comida con cuchillo, a comer verdura o pescado o a sentarse adecuadamente, pero en casa, que es donde come la mayoría de las veces, no lo hace? La respuesta es muy sencilla: tardará mucho más en adquirir esos hábitos, el aprendizaje se ralentizará o detendrá, e incluso desde el punto de vista nutricional, no será suficiente.

Ambos espacios educativos deben ir de la mano, comunicándose y avanzando en la misma línea, sin contradecirse. Y el papel del comedor escolar es importante, pero sin duda alguna, y permitidme la metáfora es el "actor secundario" de esta película, el "protagonista" sigue siendo la familia.

Susana Campa Silgado

Pedagoga.

Responsable de Atención Educativa M. Maestro.

ARTÍCULO: LA OBESIDAD INFANTIL

La alimentación infantil repercute en la salud y en el desarrollo psicológico del niño.

La falta de actividad física y una alimentación poco equilibrada son los factores responsables del aumento en España de la obesidad infantil.

Para evitarlo se recomienda que los niños hagan cinco comidas al día dentro de una alimentación sana y equilibrada (desayuno, media mañana, comida, media tarde y cena, incluso si la cena ha sido temprana un vaso de leche antes de irse a la cama favorece el sueño y evita el distanciamiento de la siguiente ingesta).

Es importante por lo tanto que los niños tomen una dieta variada, saludable y equilibrada, restringiendo los alimentos que contengan calorías vacías, y no picar entre horas.

La obesidad aumenta y afecta especialmente a los niños entre los seis y los diez años de edad.

Al margen de otras patologías o factores genéticos, en estas edades se produce un desequilibrio energético debido a que la energía ingerida es superior a la energía gastada y este exceso de calorías se almacena en forma de grasas.

Generalmente en estas edades se produce un exceso de sedentarismo, pasando más tiempo ante la pantalla de un televisor, ordenador, o diferentes medios audiovisuales, que realizando actividades físicas que comportan un mayor gasto energético, por eso es necesario acostumbrar a los niños desde temprana edad a practicar algún deporte.

El exceso de peso en los niños tiene repercusión en su salud, en el desarrollo psicológico y en la adaptación social del niño, prediciendo la tasa de obesidad en el adulto. Por ello es importante la previsión, inculcando unos buenos hábitos alimenticios desde edades tempranas.

Prevención de la obesidad infantil.

Lo que no se consigue cambiar en la infancia es más difícil conseguirlo en etapas posteriores. La niñez es una etapa, en la que casi todo es posible en lo relacionado con los hábitos y conductas.

En esta edad se ordena la personalidad y se establecen patrones que serán la base del comportamiento del niño en edad adulta. En razón de esto es importante que todos los que estén relacionados con la educación del niño aúnen sus esfuerzos y aporten sus conocimientos, para que esa educación sea la mejor posible.

El hábito de alimentarse bien.

La forma de prevenir la obesidad es crear en el niño el hábito de alimentarse bien, darle el alimento adecuado es la mejor forma de mantenerlo con buena salud. Es necesario que el niño pruebe de todo un poco y que su alimentación sea variada y completa.

Aparte de este hábito es necesario crear en el niño el de compartir la comida, mesa y compañía que la comida sea un encuentro placentero, tomándonos el tiempo necesario.

Se debe evitar comer delante de la televisión, no debemos permitir que se siente ante el televisor más de dos horas al día.

Recordar que padres obesos no son el mejor ejemplo, en este caso es aconsejable modificar los hábitos familiares y programar alguna actividad familiar física, al aire libre.

Hábitos alimenticios saludables.

Decálogo propuesto por el departamento de nutrición de Colectividades M. Maestro,

La obesidad no es accidental. Se puede prevenir respetando algunas sugerencias del propio Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad.

1- Cuanta mayor variedad de alimentos exista en la dieta, mayor garantía de que la dieta es equilibrada y contiene todos los nutrientes necesarios.

2- Los hidratos de carbono (cereales, legumbres, patatas, etc.) deben representar el 50% de las calorías de nuestra dieta.

3- Se recomienda que las grasas no superen el 30%, debiendo reducirse la ingesta de grasas saturadas y ácidos grasos.

4- Las proteínas deben aportar aproximadamente el 15% de las calorías totales, debiendo combinar las de origen vegetal con las de origen animal.

5- Se debe incrementar la ingesta diaria de frutas, verduras y hortalizas hasta alcanzar al menos 400 g. al día, por lo que debemos consumir cinco raciones al día estos alimentos.

6- Moderar el consumo de productos ricos en azucares simples, golosinas, dulces, refrescos etc.

7- Reducir el consumo de sal de toda procedencia a menos de 5 gs. al día y promover la utilización de sal yodada.

8- Beber entre uno y dos litros de agua al día.

9- Nunca prescindir de un desayuno completo, compuesto por lácteos, cereales, frutas o zumos, dedicándole de 15 a 20 minutos, reduciendo así la necesidad de ingerir alimentos a media mañana y mejorando el rendimiento físico e intelectual del niño. (en el caso de niños que comen en colegios, anulamos la ingesta de media mañana, al adelantar el horario de comida, con respecto al del domicilio del niño, pudiendo aportar zumos de frutas para su hidratación.

10- Involucrar a todos los miembros de la familia en las actividades relacionadas con la alimentación (compra, elección del menú, preparar y cocinar alimentos etc.).




Departamento de nutrición de Colectividades M. Maestro S.L.
Empresa de comedores escolares

RECOGIDA DE ALIMENTOS SIN PRECEDENTES EN COMEDORES ESCOLARES

UNA MULTITUDINARIA CAMPAÑA SOLIDARIA DE RECOGIDA DE ALIMENTOS PARA EL BANCO DE ALIMENTOS DE MADRID, ES REALIZADA POR UNA EMPRESA DE COMEDORES ESCOLARES.

La empresa de Comedores Escolares Colectividades M. Maestro realiza durante este mes una recogida de alimentos en todos los centros educativos donde presta sus servicios. Los alimentos recogidos serán entregados al Banco de Alimentos de Madrid.

El acto de entrega de alimentos se realizará el martes, día 30 de Octubre de 2012, a las 6 de la tarde en el local situado en la calle Ramón y Cajal 92, del Polígono Industrial Valdearenal Norte, en el municipio de Arroyomolinos, Madrid.

Al evento asistirá D. Javier Espinosa, Presidente del Banco de Madrid e Ismael Díaz Yubero, miembro de la Real Academia de Gastronomía y representante de España en la FAO, ex director del Instituto Nacional de Consumo y antiguo Director General de Salud Alimentaria y Sanidad del Ministerio de Sanidad y Consumo entre otros cargos, voluntario y colaborador del Banco de Alimentos, autoridades locales y regionales, representantes de los equipos directivos de los centros educativos, representantes de empresas proveedoras, que también han aportado alimentos, y representantes de M. Maestro, quien ha gestionado y coordinado esta campaña.

Se estima una cantidad aproximada de 4 toneladas de alimentos, donados no sólo por las más de 3000 familias cuyos niños asisten a estos centros, sino también por empresas proveedoras de alimentos, sumando además media tonelada de alimentos donada por la empresa organizadora, Colectividades M. Maestro.

Se trata de la primera vez que una empresa de Comedores Escolares lleva a cabo una campaña solidaria de este tipo, con un doble objetivo: Recoger alimentos para ayudar a paliar la situación de muchas familias madrileñas, y promover la labor del Banco de Alimentos de Madrid, poniendo así en contacto a las familias que puedan necesitarlo con dicha fundación, que podrá derivarles a las entidades locales más cercanas en las que podrán solicitar dichos alimentos.

Esta campaña se enmarca dentro de la programación educativa que Colectividades M. Maestro desarrolla en los comedores escolares donde presta servicio y en los que, con motivo del Día Mundial de la Alimentación, celebrado el 16 de octubre, se están promoviendo actividades cuyo objetivo es evitar el desperdicio de comida valorando su importancia, la alimentación sana y equilibrada y la solidaridad con quienes, por diferentes circunstancias, no tienen acceso a recursos básicos como los alimentos.

Persona de contacto:
Susana Campa Silgado
Responsable Comunicación y Atención Educativa.
Telf. 670509186.
e-mail: susana@grupomaestro.es

DESDE GRUPO MAESTRO OS RECOMENDAMOS...

¡Con la comida sí se juega!

Juego educativo interactivo para prevenir la obesidad infantil

Desde Colectividades M. Maestro trabajamos diariamente contra la obesidad infantil, por eso os proponemos el juego interactivo “CON LA COMIDA SÍ SE JUEGA” a través del cual, ASGECO Confederación (Asociación General de Consumidores) en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, pretende contribuir a la prevención de la obesidad infantil proporcionando a la población comprendida entre los 8 y los 13 años una herramienta para adquirir conocimientos y tomar conciencia de la importancia de una alimentación saludable para su buen desarrollo físico e intelectual.

Este proyecto ha consistido en la creación de un juego educativo interactivo en 2D y 3D que puede utilizarse en diversos dispositivos Ordenador, Ipad y Tablet.

A través del mismo, de una manera lúdica y divertida, los niños y adolescentes a los que va dirigido adquirirán, de forma lúdica, los conocimientos suficientes para discriminar, objetivamente, cuál es la alimentación más adecuada a su edad y actividad física contribuyendo así a la adquisición de hábitos saludables y a la prevención de la obesidad infantil.

Descárgatelo en
www.conlacomidasisejuega.org